Hubad (2008)

0
155

El tema crudo y sexualmente sincero de “Hubad” enfrenta obstáculos de financiación del Manila Arts Council, una organización de financiación para las artes. Pero en su determinación de llevar la producción al escenario, el director Andre se niega a atenuar el lenguaje intransigente de la obra. Para sus dos estrellas que se desvanecen, Carmen y Delfin, la intimidad de “Hubad” desbloquea precipitadamente su disminución de la libido. Encuentran su camino hacia un alivio emocional de sus matrimonios rancios y hacia una aventura completa. El corazón de la historia se ve a través del prisma de la obra. En las escenas finales de la película, es el escenario el que proporciona la catarsis del actor para el autodescubrimiento y la redención personal. ×

Deja un comentario