Perdona Bonita, Pero Lucas Me Quería A Mí (1997)

Hasta que Lucas apareció en sus vidas, Dani, Carlos y Toni llevaban una vida tranquila y sin grandes preocupaciones. Compartían casi todo: la casa, los quehaceres domésticos, los perros, sus tendencias homosexuales y las deudas. Fueron precisamente sus dificultades económicas las que los llevaron a alquilar una habitación, que ocupó Lucas, un chico cuyos atractivos cambiaron por completo la vida de sus enamorados caseros. El conflicto se desencadena cuando Lucas aparece muerto.

1Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *